Los préstamos inmediatos con oro de los Montes de Piedad caen un 13%

2011/11/24 · Categoria: Noticias 

Si  hay un termómetro de la coyuntura económica, que mida especialmente como afecta ésta a las capas más vulnerables de nuestra sociedad, este medidor es la actividad de los Montes de Piedad, según subraya  la Confederación Española de Cajas de Ahorro, “CECA”, en su memoria del año 2010.  La actual crisis y el alza del precio del oro, además de otros metales preciosos ha impulsado la actividad de estas instituciones, empresas que operan sin ánimo de lucro, solo con el objetivo de cubrir sus gastos, las gestiones y las posibles subastas del material empeñado.

La forma de trabajo de los Montes de Piedad, es simple. Se tasan las joyas y la entidad concede un préstamo inmediato por el 70% del importe de dicha tasación.  El interés del crédito varía según sea su importe (entre el  5% y el 10%), a mayor cantidad mayor tipo de interés.  El perfil  de los clientes suele corresponder a:

·    Mujeres, en un 65%, de edades comprendidas entre los 35 y los 50 años
·    Inmigrantes en un 18 % de los clientes
·    El resto, se adjudica al sector masculino y de origen nacional

Los datos recogidos de los 18 Montes de Piedad activos para este año son bastante concluyentes. Se han concedido 2 millones de euros menos en 2010 que en 2009, esto supone un descenso del 0,89%  del capital concedido,  por un descenso en las operaciones del 13% debido al menor número de clientes, que tras dos años de ascenso ha disminuido, aunque se haya en la cifra más alta, tras la de 2009.  Las cancelaciones han supuesto el 74% de la actividad, mientras las concesiones han subido un 8% y los préstamos renovados han descendido.

¿Qué significa todo esto? Básicamente, vemos que se han realizado menos operaciones, pero el volumen de éstas ha aumentado un 8%, es decir, sean concedido menos créditos y se ha pedido más dinero del que se demandaba antes. Los préstamos superiores a los 3.000 euros apenas suponen el 1% y las operaciones se mueven, como una media de demanda que oscila entre un mínimo de 100 euros y un máximo de 640 euros.

La ventaja que plantea trabajar con los Montes de Piedad, es que el usuario no se desprende definitivamente de sus artículos, que pueden volver a ser recuperados y si bien es cierto, que no obtiene el 100% de su precio en tasación, el hecho de poder empeñar una joya tantas veces como se necesite, la hace más rentable con este sistema.

El problema es:

La crisis acuciante hace que necesitemos cuanto antes la mayor liquidez posible, pero… ¿Vender nuestro Oro es, pan para hoy y hambre para mañana?

Popularity: 1% [?]

Leer artículos relacionados

Comentarios

Escribir comentario