Créditos rápidos y los números 807

Una de las características que tienen en común los créditos rápidos que se ofrecen en Internet, está relacionada con el número telefónico 807, el cual se establece como la forma de contacto para llevar a cabo un estudio de viabilidad del crédito solicitado, ya sea que se trata de un prestamos personal, créditos rápidos, hipotecas o incluso reunificación de deudas. En este sentido, el número 807 es un sistema de tarificación diseñado con el propósito de ofrecer un servicio especializado, el que sin embargo deberá de notificarse que se trata de una línea con una tarifa adicional y el costo total de dicha llamada.

La duración máxima que se ha establecido para llevar a cabo este estudio de viabilidad crediticia a través del 807, tiene como límite los 30 minutos, luego de lo cual la llamada tiene que finalizarse automáticamente. No debe sorprender que ante la falta de créditos, muchas empresas aprovechen este medio para ofrecer sus productos financieros al tiempo que su intención es también generar un máximo de llamadas al cliente, las mismas que le generan un costo adicional independientemente de si le es concedido el crédito o no.

Pareciera entonces que en realidad el negocio de estas empresas estaría relacionado más bien con incrementar la cantidad de llamadas por las cuales obviamente se cobrara una tarifa especial. Lo más preocupante de todo es que se han presentado casos de personas que tienen una solvencia económica comprobable y que califican perfectamente para acceder a uno de estos créditos pero que inexplicablemente sus solicitudes han sido rechazadas.

Existen compañías como AraCat Crédito Real que ofrecen diferentes productos crediticios tanto para particulares, como autónomos e incluso pymes, pero que necesariamente se tiene que llamar a este número 807 para que se pueda llevar a cabo la consulta. Por su parte, Crédito6000 también opera de la misma forma, ofrece créditos de hasta 6.000 euros, hipotecas y tarjetas, pero también es necesario consultar mediante la marcación a este número.

Vale la pena entonces detenerse a pensar si realmente conviene acceder a este tipo de créditos rápidos, en los que además de que se tiene que pagar por un trámite que se puede llevar a cabo de manera gratuita en la propia empresa de crédito, no se está seguro de cuáles son los estándares o lineamientos que definen el que se pueda acceder o no a una financiación de este tipo.

About the Author

Tu comentario




Si quieres una imagen para mostrar con tu comentario o pregunta, ve a buscar un Gravatar.